Las cosas por su nombre

04/02/2012

Las personas no podemos no comunicar. Y menos ahora que la tecnología nos brinda la posibilidad de multiplicar el alcance de nuestros mensajes.  Precisamente por esto, tenemos que afinar, ser precisos, honestos y realistas con lo que contamos.

En la tarea de ir haciendonos un hueco en la mente de posibles empleadores, colaboradores, clientes… es mejor llamar a las cosas por su nombre. ¿Por qué decir que se es ‘Senior Technician in Information System’ si lo que se pretende es trabajar llevando la informática de los pequeños negocios de una localidad de no más de 10.000 habitantes?

La imaginación y la creatividad a la hora de trasladar el mensaje de posicionamiento profesional que queremos tiene que orientarse a hacerlo atractivo, no a distorsionarlo. ¿Por qué no decir ´Proveedor de soluciones informáticas para el desarrollo de la pequeña empresa’, para diferenciarse, por ejemplo, del resto de técnicos informáticos?

En vez “entrada” o “post”, a estas líneas puedo denominarlas “reflexión sobre la elaboración del mensaje profesional” ; o algo así como “expert summary of dissertation for the virtual environment”, que da más miedo que risa.

Es verdad: no podemos no comunicar. Pero podemos hacerlo bien o mal. La clave está en el sentido común, como casi todo en la vida.

Mercedes Corretgé

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: