Para disfrutarla

28/01/2012

Como una imagen, en este caso una entrevista en TV, vale más que mil palabras (escritas) os recomiendo que veáis la entrevista a Ferran ADría en el ‘Hormiguero 3.0″.

Es un buen ejemplo de una persona con una marca propia sólida, coherente y humilde y da algunas claves importantes para entender este concepto.

Para disfrutarla, de verdad.

http://youtu.be/1rngTi-Tcjc

Mercedes Corretgé

Anuncios

Nadar

26/01/2012

Intentar zafarse del clima de pesimismo generalizado no es sencillo. Ayer viendo en la televisión un reportaje sobre los numerosos pequeños negocios que han cerrado y que van a cerrar definitivamente sus puertas, el testimonio de una mujer de 58 años, dueña de una pequeña zapatería madrileña con más de 70 años de historia, rompía el corazón. Sin exagerar.

A modo de escape, cogí una vieja antología poética de Federico Garcia Lorca (en contra del dicho, puede que éstos  si que sean tiempos para la lírica), un verdadero innovador en tiempos de cambios y nuevas corrientes.

Por esas casualidades maravillosas que a veces suceden (“algunas veces la vida nos besa en la boca”, cantaba Serrat), hoy me ha llegado un enlace donde otra innovadora, la singular cantante zaragozana Carmen París, versiona el “Romance de la luna, luna”.

Ha sido un respiro con marcas propias,  con la de las de estos dos personajes que gustan o disgustan y que, en cierta manera, han nadado contra corriente… Pero que han nadado.

Creo que tengo más pistas sobre esto de la marca personal: hay que seguir nadando para intentar acercarnos a la orilla que queremos. Aunque se trague agua.

El maravilloso enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=6rP-2XgBVKQ

Mercedes Corretgé

¿Es malo tener marca propia, diferenciarse? Ni bueno ni malo, es lo que es: queramos o no, todos  dejamos una señal, una huella en los demás. La diferencia estriba en ser consciente de esto y en poder utilizarlo  – ¿por qué no?- en nuestro beneficio. Y en el de los demás.

Conforme  profundizo en el concepto de marca propia, el dicho “la cabra tira al monte” adquiere más significado. Embarcarse en la tarea, nada fácil por cierto, de desarrollar una marca personal debe hacerse desde la premisa de la autenticidad. Al fin y al cabo, como decía una canción: “…del derecho y del revés, uno sólo es lo que es y anda siempre con lo puesto”.

Nuestra marca es el reflejo de nuestras competencias, habilidades, conocimientos, experiencias, sí;  pero también, y sobre todo, de nuestros principios, de nuestras motivaciones, de nuestra pasión.

Desarrollarla sin basarnos en nosotros mismos, sobre una imagen prefabricada para todos los gustos, es una mentira que a la larga, o a medio plazo si me apuran, no se sostiene.

Y además, a poca conciencia que se tenga, impide dormir bien.

Unas Navidades recibí una postal con estas palabras de Pablo Neruda:

“Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a tí mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas”.

Como para pensárselo ¿no?

Mercedes Corretgé

De toda la vida

22/01/2012

“Pero eso es lo de saber venderse de toda la vida”. Así de contundente me lo dijo un amigo al que yo le trataba de explicar “qué es eso en lo que andas metida”.

Me llamo Mercedes Corretgé Arrastia y escribo, garabateo, pienso… En lo que ando metida se llama marca personal y sí, es algo de toda la vida, porque todos tenemos una marca propia, todos dejamos una huella en los demás.

Parte de la esencia de este concepto radica en ser conscientes de esto y en gestionar las percepciones, expectativas y recuerdos que queremos generar en los demás.

Mi amigo se equivocaba en algo: no es “saber venderse”. Desarrollar una marca propia nos ayuda precisamente “a no vendernos”, a no vender nuestros principios ni creencias, sino a vender nuestro trabajo. O mejor dicho, a que otros “compren” lo que ofrecemos.

Trabajo generando diversos tipos de contenidos  a partir de la marca personal de terceros: para su desarrollo y tomando como materia prima sus valores, pasiones, metas y competencias.

Espero compartir con vosotros/as  lo que sé, lo que pienso, lo que hago y mucho de lo que soy.

Mercedes Corretgé